Para empresas Para profesionales
Servicios
Noticias y blog Sobre nosotros Sobre PortalPRO Ayuda y FAQ
ES
Iniciar sesión Crear orden ¿Cómo funciona?

Rehabilitación de fachadas: todo lo que debes saber 

2024-02-14

Las fachadas son la cara visible de los edificios, con el paso del tiempo y las inclemencias del clima, es inevitable que se desgasten y necesiten atención. En este artículo, exploraremos a fondo la rehabilitación de fachadas: su importancia, qué debes tener en cuenta antes de iniciar el proyecto, los tipos de fachadas que podemos utilizar para nuestro edificio y cómo podemos elegir la empresa adecuada para el trabajo. 

ÍNDICE

¿En qué consiste una rehabilitación de fachadas? 

La rehabilitación de fachadas es un proceso que busca restaurar, mejorar y fortalecer la apariencia, funcionalidad y durabilidad de las caras exteriores de un edificio o vivienda.

Implica una serie de acciones que van desde reparaciones menores y mantenimientos, hasta la aplicación de sistemas completos de aislamiento y revestimiento. 

La rehabilitación de una fachada es necesaria cuando:

  • Existen problemas de humedad.
  • Es necesario mejorar el aislamiento del edificio.
  • La estructura o el revestimiento muestran signos de deterioro o presentan problemas que comprometen la seguridad.
  • Se busca una mejora estética.

Es importante realizar inspecciones periódicas para detectar cualquier signo de deterioro y tomar medidas preventivas o correctivas según sea necesario. 

¿Quién paga la reforma de la fachada? 

La responsabilidad de pagar la rehabilitación de la fachada suele recaer en los propietarios del edificio.  

Sin embargo, en algunos casos, pueden existir subvenciones gubernamentales o programas de ayuda para financiar estos proyectos, especialmente si se trata de edificios históricos o protegidos.

La importancia de la rehabilitación de fachadas 

La rehabilitación de fachadas va más allá de la mera estética. Aquí te presentamos algunas razones por las cuales este proceso es esencial: 

  • Eficiencia energética: Una fachada bien rehabilitada puede mejorar significativamente el aislamiento térmico del edificio, reduciendo así el consumo de energía para calefacción y refrigeración. 
  • Prevención de daños graves: La falta de mantenimiento puede provocar daños estructurales graves en el edificio a largo plazo, un buen mantenimiento puede prevenir problemas mayores. 
  • Ahorro a largo plazo: Una buena rehabilitación puede ayudarnos a ahorrar a largo plazo tanto en energía como en reparaciones.
  • Seguridad: La rehabilitación de fachadas contribuye a mantener la seguridad de los ocupantes y transeúntes al prevenir posibles desprendimientos.
  • Preservación del patrimonio: En el caso de edificios históricos o arquitectónicamente significativos, la rehabilitación de fachadas es fundamental para preservar el patrimonio cultural y arquitectónico.
  • Mejora del valor inmobiliario: Una fachada en buenas condiciones puede aumentar el valor del edificio y mejorar su atractivo para potenciales compradores o inquilinos.  
  • Bienestar y confort: Una fachada en buen estado contribuye al bienestar de los ocupantes del edificio al proporcionar un ambiente interior seguro, saludable y bien aislado.

En conclusión, la rehabilitación de fachadas es una inversión que no solo beneficia al edificio, sino también a toda la comunidad. 

Diferencia entre rehabilitación y restauración de fachadas 

La diferencia entre rehabilitación y restauración de fachadas es fundamental para comprender los objetivos y enfoques de cada proceso. Aunque a menudo se utilizan de manera intercambiable, tienen significados distintos y se aplican en contextos diferentes en el ámbito de la arquitectura y la construcción. 

Rehabilitación de Fachadas 

La rehabilitación de fachadas se refiere al proceso de renovación y mejora de la envolvente exterior de un edificio con el objetivo de restablecer su funcionalidad, seguridad, eficiencia y estética.  

Este proceso implica una serie de acciones que van desde la reparación de daños estructurales y la aplicación de nuevos revestimientos, hasta la incorporación de sistemas de aislamiento térmico y la actualización de elementos arquitectónicos. 

Restauración de Fachadas 

Por otro lado, la restauración de fachadas se centra en la preservación y recuperación de la apariencia original y el carácter histórico o arquitectónico del edificio.  

Este proceso implica la reparación de elementos dañados, la limpieza de superficies, la reconstrucción de detalles ornamentales y la aplicación de técnicas especializadas para conservar y proteger la integridad histórica del edificio. 

La restauración de fachadas se realiza principalmente en edificios históricos, monumentos y estructuras de valor cultural o patrimonial.  

¿Cuánto tiempo se tarda en rehabilitar una fachada? 

El tiempo necesario para rehabilitar una fachada puede variar según varios factores, como el tamaño y la complejidad del edificio, el estado actual de la fachada, los materiales a utilizar y las condiciones climáticas locales. 

En general, la rehabilitación de una fachada puede llevar desde unas pocas semanas hasta varios meses, especialmente si se requieren trabajos de reparación, reemplazo de materiales, o si se están llevando a cabo otras mejoras estructurales o estéticas en el edificio. 

Es importante consultar con especialistas en construcción para obtener una estimación más precisa del tiempo requerido para la rehabilitación de una fachada específica. Además, factores como los permisos municipales y la disponibilidad de materiales pueden afectar el tiempo total del proyecto. 

Tipos de fachadas 

Las fachadas de los edificios pueden variar considerablemente en su diseño, materiales y funcionalidad. A continuación, exploraremos los diferentes tipos de fachadas que se suelen emplear: 

1. Fachada ligera 

La fachada ligera es un sistema constructivo que utiliza materiales livianos, como el aluminio, el vidrio y el acero, para revestir la estructura principal del edificio. Este tipo de fachada es versátil y permite una amplia variedad de diseños arquitectónicos. Generalmente, se compone de paneles prefabricados que se montan en la estructura del edificio, lo que facilita su instalación y mantenimiento. 

2. Muro cortina 

El muro cortina es un sistema de fachada compuesto por paneles de vidrio que se sostienen de manera independiente a la estructura del edificio. Estos paneles están unidos entre sí mediante perfiles de aluminio, creando una apariencia elegante y moderna. El muro cortina es especialmente popular en edificios de oficinas y comerciales debido a su transparencia y capacidad para permitir el paso de la luz natural. 

3. Fachada panel 

La fachada panel es un sistema constructivo que utiliza paneles prefabricados hechos de materiales como aluminio, acero, hormigón y materiales compuestos. Estos paneles se montan en la estructura del edificio para formar la envolvente exterior. La fachada panel es conocida por su durabilidad, resistencia y facilidad de instalación, lo que la hace ideal para proyectos de construcción rápida y eficiente.  

4. Fachada pesada 

La fachada pesada se caracteriza por el uso de materiales sólidos y macizos, como piedra, ladrillo y hormigón, para revestir la estructura del edificio. Este tipo de fachada es robusto y duradero, proporcionando un alto grado de aislamiento térmico y acústico. La fachada pesada es común en edificios residenciales y comerciales de alta gama, donde se valora la calidad y la estabilidad a largo plazo. 

5. Fachada prefabricada 

Las fachadas prefabricadas se construyen en fábrica y se ensamblan en el sitio de la obra. Están compuestas por paneles prefabricados que se fabrican con precisión en condiciones controladas, lo que garantiza una alta calidad y uniformidad en el acabado. La construcción prefabricada es rápida, eficiente y puede reducir los costos y los tiempos de construcción. 

6. Fachada tradicional 

La fachada tradicional se refiere a los estilos arquitectónicos clásicos que utilizan materiales naturales y técnicas de construcción tradicionales, como la mampostería de ladrillo, la piedra tallada y la madera. Estas fachadas suelen tener detalles ornamentales y decorativos que reflejan la historia y la cultura de la región. 

7. Sistema SATE 

El Sistema de Aislamiento Térmico por el Exterior (SATE) consiste en la aplicación de un sistema de aislamiento térmico en la parte exterior de la fachada, seguido de un revestimiento protector. Este sistema mejora significativamente el rendimiento energético del edificio al reducir las pérdidas de calor y aumentar el confort interior. 

8. Fachada Ventilada 

La fachada ventilada es un sistema constructivo que crea un espacio de aire entre el revestimiento exterior y la estructura del edificio. Este espacio permite la circulación del aire, lo que ayuda a regular la temperatura y la humedad interior. La fachada ventilada también protege la estructura del edificio contra la humedad y los daños causados por la intemperie. 

En resumen, la elección del tipo de fachada depende de diversos factores, como el diseño arquitectónico, el presupuesto, la ubicación del edificio y las necesidades específicas de los usuarios. Cada tipo de fachada tiene sus propias ventajas y desventajas, y es importante contar con el asesoramiento de un profesional para seleccionar el sistema adecuado según las características y requisitos del proyecto. 

¿Qué debemos tener en cuenta a la hora de rehabilitar la fachada? 

La rehabilitación de una fachada es un proceso importante. Estos son los puntos más relevantes que debes tener en cuenta antes de comenzar el proyecto:

  • Inspección inicial: Antes de comenzar cualquier trabajo, es crucial realizar una inspección exhaustiva de la fachada para identificar cualquier daño, deterioro o problemas estructurales.
  • Normativas y permisos: Asegúrate de conocer y cumplir con todas las normativas locales y permisos necesarios para llevar a cabo los trabajos de rehabilitación. Algunos edificios pueden tener restricciones arquitectónicas o históricas que limitan los cambios que se pueden hacer en la fachada. 
  • Selección de materiales: Elige cuidadosamente los materiales que se utilizarán en la rehabilitación de la fachada. Deben ser duraderos, resistentes a la intemperie y compatibles con el estilo arquitectónico del edificio. Además, es importante considerar la sostenibilidad y el mantenimiento a largo plazo de los materiales seleccionados. 
  • Preservación del patrimonio: Si el edificio tiene valor histórico o arquitectónico, es fundamental preservar y respetar su integridad durante el proceso de rehabilitación.
  • Seguridad: Durante el proceso de rehabilitación, es importante garantizar la seguridad de los trabajadores y de los transeúntes. Se deben seguir todas las normas de seguridad y utilizar equipos de protección personal adecuados. 
  • Obtención de presupuesto: Antes de comenzar cualquier trabajo, es importante establecer un presupuesto detallado que incluya todos los costos asociados con la rehabilitación de la fachada.
  • Contratación de profesionales: Para asegurar que la rehabilitación se realice de manera adecuada y conforme a los estándares de calidad y seguridad, es recomendable contratar a profesionales con experiencia en trabajos de rehabilitación de fachadas.

Al considerar estos aspectos durante el proceso de rehabilitación de la fachada, puedes garantizar que se realice de manera efectiva, segura y respetuosa con la integridad del edificio. 

¿Cómo elegir una empresa de rehabilitación de fachadas? 

Al elegir una empresa para la rehabilitación de fachadas, es crucial tener en cuenta varios aspectos importantes.  

Primero, asegúrate de que la empresa tenga experiencia y trayectoria en el sector de la rehabilitación de fachadas. Además, es fundamental que la empresa cuente con certificaciones y acreditaciones que respalden su profesionalismo. 

Busca una empresa que pueda proporcionar asesoramiento experto en la selección de materiales y sistemas adecuados para tu edificio. 

Asegúrate de obtener un presupuesto transparente y detallado antes de iniciar el proyecto, y de que la empresa esté dispuesta a mantener una comunicación abierta y constante durante todo el proceso. 

En PortalPRO entendemos la importancia de estos aspectos y ponemos a tu disposición a los mejores profesionales en el campo de la rehabilitación de fachadas. 

Estamos aquí para ayudarte a lograr resultados duraderos y satisfactorios. ¡Contáctanos para obtener más información y comenzar tu proyecto de rehabilitación de fachadas!